Dejar de fumar

A la hora de dejar de fumar, lo más habitual es que el fumador sienta ansiedad, ya que está abandonando un hábito que tenía, por lo general, muy arraigado. Es por tanto un momento delicado y que puede hacer que estas personas estén de mal humor y muy negativas. Para intentar llevar mejor esta situación lo que podemos hacer es recurrir a algún tipo de relajación que ayude a calmar los nervios y la ansiedad y aporte un mejor equilibrio mental, que repercutirá en una relajación física. Esto es interesante porqué los estados nerviosos favorecen que el fumador fume más, y al contrario, en un estado de relajación el impulso de fumar se puede controlar mejor.

A parte de la parte de relajación, os proponemos una serie de afirmaciones que podemos ir repitiendo durante el día, y que nos ayudarán a enfocar nuestra mente hacia la meta de dejar de fumar definitivamente. Repetir estas afirmaciones nos reforzará la voluntad de dejar de fumar de una manera más sencilla y menos costosa que si lo hacemos por fuerza.

Estas son las afirmaciones que podéis repetir para conseguir esta focalización de la mente. También podéis añadir frases vuestras que os motiven, lo importante es ir repitiéndolas durante el día:

Quiero tener más energía.

Quiero tener mejor olfato y gusto.

Quiero tener los dientes más blancos y un mejor aliento.

Quiero tener menos tos y respirar mejor.

Quiero estar orgulloso de mi vida saludable.

Quiero tener más control sobre mi vida, mis hábitos y necesidades.

Quiero tener más dinero.

Quiero dejar de pensar cuándo me voy a fumar el siguiente cigarrillo.

Quiero dejar de pensar qué voy a hacer si no puedo fumar.

 

Podéis encontrar este mismo artículo actualizado en Mundo Sanación

 

Comparte este artículo:

  • Print
  • Digg
  • Sphinn
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Mixx
  • Google Bookmarks
  • Blogplay
  • BarraPunto
  • Bitacoras.com
  • email
  • Haohao
  • LaTafanera
  • LinkedIn
  • Live
  • Meneame
  • MisterWong
  • MSN Reporter
  • MySpace
  • QQ书签
  • Technorati
  • Twitter
  • Yahoo! Buzz

2 comentarios

  1. Hola, me gustaría saber mas información con relación a este tema de dejar de fumar. Pues he tratado de que mi madre deje de fumar y no hay manera de que ella lo haga. Esta situación me esta preocupando pues se que fumar hace daño y mi madre lleva fumando toda la vida.

    Sé que esta fumadera le va a ocasionar un tremendo problema y la verdad quiero que lo haga.

    • admin dice:

      Dejar de fumar es muy complicado para los fumadores de verdad, los adictos al tabaco. Esta adicción cambia todo el sistema mental y hace creer al que fuma que lo necesita siempre, lo cual no es verdad, porque todos nacemos sin fumar, e incluso un gran fumador ha vivido muchos años sin fumar, y seguro que entonces estaba más tranquilo y relajado que siendo fumador.

      Para dejarlo lo más importante es que el fumador esté convencido de dejarlo. Una vez tomada la decisión se pueden probar muchos métodos. El más efectivo, sin duda, es dejar de fumar sin más, dejarlo y ver que pasa. La sensación es angustiante, pero el fumador se da cuenta que sin fumar está mucho mejor, porqué puede respirar, descansar, caminar, correr, pensar tranquilamente. El único problema es que la mente le engaña y le acosa en todo momento para volver a fumar. Luchar contra la mente es difícil, y es por eso que solo podemos hacerlo si tenemos la voluntad de dejarlo, lo cual creará en la mente un cierto grado de desprecio hacia el tabaco que puede ayudar en esta lucha.

Deja un comentario